Fiesta de cumpleaños de Salva y Pilar. En primer lugar, comimos en un restaurante, y después, comimos tarta. Los protagonistas apagaron las velas en la Vivienda Tutelada para acabar con la correspondiente entrega de regalos. Qué felices estaban.