La rehabilitación y reinserción psicosocial de personas con enfermedad mental severa es un proceso cuyo objetivos son recuperar aquellas facultades deterioras por la enfermedad y dotar a la persona y a su familia de aquellas estrategias que le permitan vivir de la forma más autónoma posible dentro de la comunidad, mejorando así su calidad de vida e integrándose en su entorno, para ello es fundamental sensibilizar a la comunidad sobre el derecho a la inclusión de este colectivo.